Sun

Conoce más sobre nuestra clínica y modelo de tratamiento.

Te invitamos a contactarnos para ofrecerte información más personalizada.

informes@cade.org.mx





Anorexia

Las características esenciales de la anorexia nerviosa consisten en el rechazo a mantener un peso corporal mínimo normal, en un miedo intenso a ganar peso y en una alteración significativa de la percepción de la forma o tamaño del cuerpo. Además, las mujeres afectadas de este trastorno, aunque hayan pasado la menarquía (primera menstruación), sufren amenorrea (suspensión del periodo menstrual).

Aunque en su mayoría son mujeres las que presentan Anorexia, cada vez hay más hombres que se unen al grupo de personas afectadas por este padecimiento. Los síntomas que presentan tanto hombres como mujeres son los mismos. La persona con este trastorno mantiene un peso corporal por debajo del nivel normal mínimo para su edad y talla. Si la anorexia nerviosa se inicia en la niñez o en las primeras etapas de la adolescencia, en lugar de pérdida puede haber falta de peso, evitando que el sujeto crezca en altura y se desarrolle físicamente conforme a su edad.  Para determinar el peso mínimo normal de un individuo, el clínico debe considerar también la constitución física y la historia de peso previa del paciente.

Generalmente, la pérdida de peso se consigue mediante una disminución de la ingesta total. A pesar de que los individuos empiezan por excluir de su dieta algún grupo, como carbohidratos o aquellos alimentos  con alto contenido calórico, la mayoría de ellos acaban con una dieta muy restringida, limitada a unos pocos alimentos. Existen otras formas de perder peso como la utilización de vómito provocado y uso inadecuado de laxantes, diuréticos y ejercicio excesivo.

Las personas con este trastorno tienen un miedo intenso a ganar peso o a convertirse en obesas. Este miedo generalmente no desaparece aunque el individuo pierda peso y, de hecho, va en aumento aunque el peso vaya disminuyendo. Por tanto, podemos ver personas delgadas que siguen angustiadas a llegar a ser obesas, en dieta permanente, sumamente informadas sobre la cantidad calórica de cada alimento, realizando rutinas de ejercicio agotadoras u ocultando la comida.